• Язык:
    Испанский (Español)
Источник:

El tranvía extraviado

Заблудившийся трамвай

Para mí aquel barrio era desconocido,
de repente oí los graznidos de un grajo,
notas de un laúd, ¿o un lejano rugido?:
volaba un tranvía por la calle abajo.

Por algún misterio sucedió que luego
yo mismo viajaba dentro del tranvía;
dejaba a su paso una estela de fuego
que brillaba incluso a plena luz del día.

Alado, corría, ¡negra tempestad!;
volaba extraviado a través del abismo
del tiempo… «Atención, conductor, por piedad,
detén el vagón, detenlo ahora mismo».

Tarde: hemos pasado hasta la última almena,
todo un palmeral quedó atrás por el lado,
y a través del Neva, del Nilo y del Sena
por tres puentes nuestras ruedas han chirriado.

Por la ventanilla, aparece un momento,
mirando hacia dentro con el gesto huraño
un viejo mendigo –si no me lo invento–
aquél que en Beirut vi matar hace un año.

¿En dónde me encuentro? Afligido, angustiado,
mi corazón dice latiendo a raudales:
«Ves la estación donde se vende al contado
un billete a las Indias Espirituales».

Un cartel… con una escritura sangrienta
que reza: «verduras»; pero sé de cierto
que no sólo nabos están aquí en venta,
se trata, más bien, de cabezas de muerto.

En camisa roja, con cara de ubre,
rebana también mi cabeza el verdugo
y en un cajón grande la arroja; y la cubre
con otras cabezas que rezuman jugo.

El gris de la hierba… Una casa, mirad,
con sus tres ventanas: en el callejón,
tras un seto: «aquí, conductor, por piedad,
para ahora mismo, detén el vagón.»

aquí tú has cantado, María, y vivido;
aquí para mí bordaste una cubierta;
tu cuerpo y tu voz, ¿hacia dónde se han ido?:
¿es posible acaso que ahora estés muerta?

Mientras en tu cuarto en terrible agonía
yacías, con una empolvada peluca,
fui a la emperatriz a rendir pleitesía
y no volvería a verte viva nunca.

nuestra libertad sólo es luz emanada
–hoy lo sé– en lejanas regiones etéreas.
hombres y animales están a la entrada
del jardín de fieras que son los planetas.

Pero siento un aire, familiar, ligero:
desde la otra orilla, una embestida cruel:
la mano de cobre del jinete fiero
y las arboladas patas del corcel.

Para la ortodoxia, fortaleza y guía,
San Isác se esculpe sobre el cielo: allí
haré una oración de salud por María
y dirán la misa de réquiem por mí.

Pero el corazón está desconsolado,
cuesta respirar y mi vida es dolor:
María, jamás me hubiera imaginado
que pueda existir tanta pena y amor.

Другие переводы:


А вот еще:

A dream

I woke up and moaned with a shudder, / My nightmare haunts me again: / You were still in love with another, / And he caused you anguish and pain. / / I escaped my house in the darkness - / Thus a killer runs from a block, / Watched and mocked by shadowy lanterns - / Hungry wild beas...

You will recall me

You will recall me - likely, more than once, / And you'll recall my world, both strange and dreamy, / The funny world where songs and fires dance, / And yet - the only one that's not deceiving. / / It could have been your chosen world as well. / Perhaps it was too much for you, too litt...

The Cross

Card after card lied to me, lied and lied, / and even wine no longer helped. / Cold March stars hung pale, / anxious, outside the window. / / Coldly mad, in crazy passion, / I felt the game was dream. / "I bet everything in the bank, all of it!" I shouted. / And I lost. / / I l...

Thoughts

They have crowded around me - why? - like thieves / in the dark, in the quiet suburban dark. / Like sinister hawks, like sullen hawks, / they have come for some cruel vengeance. / / Hope left. Dream ran. / Anxiety pried open my eyes / and as though on a ghostly slate / I read my wor...

A Ballad

Lucifer my friend gave me five horses / and one gold ruby ring, / for me to go down, down into the ground, / for me to see the sky's young face. / / My horses beat their hooves, snorted, begged / to gallop like birds all over the earth, / and I believed the sun's light burned for me, ...

The Turkey

In the morning of my unsure memory / I recall a many-coloured meadow, / where ruled a haughty / turkey, adored by me. / / He was malicious and free, / his beak crimson as fire / and he was sharply scornful / of my four years. / / Neither chocolate, nor caramels, / nor pineapp...